FARMACIA

VIZCAÍNO

desde 1897

 

MI COMPRA

Búsqueda de productos
Introduzca en el buscador el nombre del producto que desee encontrar. Si no conoce el nombre del producto introduzca una referencia aproximada que permita a nuestro buscador filtrar los resultados. En caso de obtener un número excesivo de resultados concrete más la búsqueda añadiendo más términos.
Búsqueda
 

10,95 €

13.91 €

 

COMPRAR

Artelac Rebalance 10 ml

Lágrima artificial compatible con cualquier tipo de lente de contacto blanda

Ref. 161681

Disponible en Stock

Indicada para proteger y humedecer tejidos oculares, repara y restablece la película lagrimal insuficiente, alivia los ojos fatigados y cansados.

Principales características y beneficios

  • Hidratación y lubricación reforzadas con Hialuronato de Sodio, lubricante que se encuentra naturalmente en las lágrimas.
  • Nutre y protege la superficie ocular, aportando Calcio, Magnesio y Potasio, nutrientes esenciales para la salud ocular, además de Vitamina B12.
  • Nuevo conservante, Oxyd, que al entrar en contacto con la lágrima se convierte en agua, cloruro y oxígeno, componentes naturales de la lágrima, y evita la irritación.
  • Compatible con cualquier tipo de lente de contacto blanda, de hidrogel y de hidrogel de silicona.
 

Artelac Rebalance contiene componentes que se encuentran de forma natural en las lágrimas, ya que complementa la producción lagrimal insuficiente y estabiliza la película lagrimal para que pueda realizar sus funciones normalmente. 

Artelac Rebalance alivia los signos y síntomas del Síndrome de Ojo Seco incorporando Hialuronato de Sodio, un eficaz lubricante natural que se encuentra en la lágrima natural. 

Artelac Rebalance también contiene vitamina B12, un conocido agente antioxidante, para proporcionar una protección adicional a la superficie ocular. La vitamina B12 hace que Artelac Rebalance presente una tonalidad rosa, que se disipa rápidamente al parpadear.

Artelac Rebalance se preserva de forma innovadora mediante un sistema conservante Oxyd, que se transforma rápidamente en agua, cloruro y moléculas de oxígeno (componentes naturales de las lágrimas) al entrar en contacto con la superficie ocular, evitando la irritación.