Ver más productos Cerrar
No se encontraron productos. Pídelo en Formulario de encargos
Últimos comentarios
Sin comentarios
Buscar en el blog

Ibuprofeno y paracetamol. Caballo grande, ande o no ande... NO.

Ibuprofeno y paracetamol,

                                                                            caballo grande ande o no ande... NO.

 

   Vamos a tratar hoy un tema de forma mucho más breve de lo habitual. Más breve por dos razones: una, para que sea más leído (que cuando se alarga el tema, aburre, lo reconozco, escribir no es mi fuerte) y, dos, para que llegue rápido el mensaje.

      El ibuprofeno y el paracetamol son los dos analgésicos antiinflamatorios más usados en nuestro país con mucha diferencia sobre los demás. Sin embargo, poca gente sabe que el ibuprofeno de 600 mg requiere una prescripción médica para poder ser dispensado. Son de la familia de los AINEs (AntiInflamatorios No Esteroideos) es decir, antiinflamatorios que no son los comúnmente llamados corticoides), aunque el paracetamol no ha sido incluido en este grupo durante mucho tiempo por su escaso o nulo efecto antiinflamatorio (ya sí es uno más de la familia).

      El problema es cuando llega alguien y dice que se ha tomado dos ibuprofenos juntos y que no le ha aliviado el dolor. Pues hay que decirle, lo primero, que lo mismo da si se toma un comprimido de 600 mg, o dos, o siete. Porque el cuerpo puede absorber una cantidad determinada y, a más cantidad, no significa que vaya a hacer más efecto. Pero, además, hay que tener en cuenta que le medicamento está en nuestro organismo, con lo cual el cuerpo tiene que eliminarlo, es decir, al tomar más ibuprofeno no aumentamos el poder analgésico pero sí que aumentamos la cantidad de efectos secundarios. Mucha gente dirá: "Pues yo me tomo el ibuprofeno de dos en dos y no me ha pasado nada". Vale, de acuerdo. Hay que recordar que los efectos secundarios no son sólo hincharse la cara y dejar de respirar, eso es una reacción anafilática (casi siempre) y es uno de los efectos secundarios.

Otros pueden ser hepatotoxicidad, que no es más que dañar al hígado. Pero el hígado (bendito hígado) es fuerte... y duro... y resistente... y es muy bueno eliminando venenos del cuerpo... pero no es infinito ni omnipotente. Por lo que, en este caso, el efecto secudario pueden ser problemas serios de hígado al cabo de unos años (o unas décadas, depende de la caña que le demos y de lo resistente que sea nuestro hígado). Y entonces, achacaremos el problema simplemente a "una mala suerte", a un "me ha tocado", a "la genética"... o a muchas otras cosas cuando la razón rpincipal probablemente sea simplemente el haber tomado mucho paracetamol cuando no era necesario durante la vida.

      Es como si fumas un paquete al día y dices que no tienes ningún problema respiratorio. Vale, puede que no lo tengas, que esto es medicina, no matemáticas y 2+2 pueden ser 3, 4 o 5. Pero sí que tienes un montón de papeletas para un problema. O lo mismo si conduces a 200 km/h. Puede que no te pase nada, pero es más probable que tengas un accidente de carretera.

      Así que, para evitar problemas, mejor ajustamos la dosis que necesitamos, tomamos lo necesario y seguimos. Evitaremos muchos problemas futuros.

      Como siempre digo, la gracia de la medicina no está en curar muy rápido, sino en curar lo mejor posible con lo mínimo posible de medicamentos.

      Este post ha sido inspirado por Irune Andraca desde su post.

Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor inicia sesión para publicar un comentario.

Menú

Cuenta

Inicio

Ayuda

Para contactar con nosotros pulsa una de las siguientes opciones:

Chat online

WhatsApp: 643217994

Teléfono: 959550055

Email: info@farmaciavizcaino.com

¿Quieres ver el estado de tu pedido?

Localiza tu pedido

959550055

643217994

aaa